Ruta del Califato

mapa-califatoEn época musulmana, la mayor parte del actual término de Montilla se incluía en las tierras de Poley, hoy Aguilar, dependientes de la cora de Cabra.

Esta ciudad famosa por sus vinos y sus connotaciones históricas, es una etapa de paso obligado en la Ruta del Califato por ser testigo de grandes sucesos. En época romana presenció los episodios finales de la guerra civil entre César y Pompeyo; su territorio estaba salpicado de villas agrícolas como bien se encarga de demostrar el museo arqueológico local, donde se exponen silos, esculturas, cerámicas y otros objetos de la antigüedad.

Durante la prolongada guerra fronteriza con el reino de Granada, Montilla destacó como guarnición y plaza fuerte. Este belicoso período tuvo su punto final en un sonado suceso. En 1508 el castillo de Montilla fue demolido por orden del rey Católico, airado por la conducta de don Pedro Fernández de Córdoba, quien desobedeció sus órdenes y encarceló a un enviado suyo. Desde este momento hasta el siglo XVIII, la villa trocó su dimensión militar por otra más pacífica. Incrementó su papel de centro agrario y concurrido nudo caminero. Amplió la superficie de su casco, que se adornó con numerosas iglesias, conventos, palacios y casas nobles. Se vio asociada a personajes ilustres, como el Gran Capitán, nacido en Montilla, Cervantes, que la visitó y mencionó en sus obras, o el Inca Garcilaso, que residió en ella. Hoy hereda este pasado esplendoroso una ciudad activa y dinámica, con un rico acervo patrimonial, cabecera de una de las primeras regiones vinícolas españolas.

Más información: Oficina de turismo